Peñarol festejó en el Hogar de los Tigres

Los marplatenses hiceron mérito para llevarse el juego ante Libertad por 79 a 81 en Sunchales. El equipo aurinegro atravesó una noche difícil con bajos porcentajes en lanzamientos de tres (3-18) y en libres (18-28). Sin embargo, cuando la visita gozaba de una ventaja de 12 unidades a falta de 5', una gran reacción del dueño de casa le permitió pasar al frente (79-78) con 90'' por jugar. Pero apareció el verdugo de la noche: Arn sumó 3 consecutivos que selló el triunfo del equipo de Leo Gutiérrez.

El arranque fue equilibrado hasta que Vaulet comenzó a hacer la diferencia para los Milrayitas. Jugando el uno contra uno en la pintura o con acciones perímetrales, el alero fue intratable mientras estuvo en cancha, aportando 10 unidades. Sin embargo, Libertad logró igualarlo en 17 a falta de 40''. Pero el debutante Hinkle y un triple agónico de Lauria le posibilitaron a la visita, retirarse al descanso corto por 5 arriba (17-22).

En el segundo período, 5 consecutivos de Zago en tan solo 50'' hicieron retornar la paridad en 22. Pero los marplatenses se las arreglarían para recuperar el liderazgo y mantenerlo hasta el cierre de la primera etapa (39-42), llegando a gozar de una ventaja máxima de 8 sustentado en la producción de Arn y Alloatti.

En el tercer período, nuevamente el goleo de los protagonistas no pasaría la veintena de puntos. Pero en la escasez, los Milrayitas hicieron negocio. Vaulet y Tintorelli se harían notar en zonas cercanas al aro y contaría con un perímetro picante (triples de Hinkle y Arn) para alejarse a 9 (52-61) restando 3' para el cierre del capítulo. Enfrente, el dueño de casa se debatía con una noche oscura donde no acertaba desde los 6,75 y de la línea de libres. Un agónico 4-0 en el tramo final del cuarto redujo la grieta a 5 y la tremenda volcada de Thomas invitaba a soñar con una mejoría aurinegra.

Pero a la falta de puntería en un duelo muy trabado y físico, se le sumó al entrenador  Saborido otro problema: Caffaro y Kelley se cargarían con 4 faltas, debilitando el juego interno. En tanto, los marplatenses atravesaban su mejor pasaje. El base Marcos y el moreno Hinkle acertarían dos zapatazos consecutivos para interponer una docena de puntos (61-73) restando poco menos de 6'. Pero 40'' después, se iniciaría el big bang liberteño para remontar la dura pendiente en la que se encontraba. Fue un tsunami amarillo y negro que duró 3'30'', liderado por Cuello y Thomas, estampando un contundente 16-3 que le permitió a los Tigres pasar al frente (79-78). La visita igualaría en 79 con un libre de Arn con 70'' por jugar. En el lapso definitorio nadie acertaría, hasta que apareció Arn transformado en el verdugo de la noche, convirtiendo en 2 puntos letales un rompimiento cuando quedaba casi nada (1'5''), desatando el festejo Milrayita en el Hogar de los Tigres.

https://www.fibalivestats.com/u/ADC/1056036/bs.html