Los pibes no pudieron con el Ciclón

Libertad se secó en el tercer cuarto (13-23) y permitió que San Lorenzo interpusiera una decena de unidades que a la larga terminó siendo clave para imponerse 63 a 75 en el Hogar de los Tigres. Rutenberg (16) y Morera (15) fueron las vías de gol más sólidas que tuvo el azulgrana aunque el base Fermín Thygesen fue clave en el tramo final porque manejó los hilos de la visita. En el dueño de casa, Nicolás Quiroga aportó 17 puntos.

Fue un primer tiempo equilibrado donde los protagonistas pendularon en el liderazgo. La visita cerró arriba los primeros 10 minutos, cerrando 17-20. Pero los Tigres Juniors reaccionaron en el segundo período, jugando su mejor pasaje del partido, ya que una férrea defensa le bajó considerablemente el goleo al rival (produjo solo 14 puntos) y sumó 19 conversiones que le posibilitaron retirarse a los vestuarios ganando 36 a 34.

Pero llegó el fatídico tercer capítulo. Libertad estuvo muy impreciso porque el Ciclón lo comprometió con una defensa extendida toda la cancha que lo sumergió en cierta desprolijidad, traduciéndose en una asombrosa merma ofensiva. Ya habían transcurrido 5 minutos del cuarto y los aurinegros solo contaban con 1 punto en su haber. El Cuervo estampó un contundente 13-23, llegó a tocar una máxima de 13 y aterrizó en 10 (47-57) al descanso corto.

Y si bien los pibes liberteños tuvieron un gran arranque en el último capítulo con un 7-2 que los acercó a 5 (54-59) en tan solo 2'30'', cometió algunos errores posteriores que el rival no le perdonó con una ráfaga 0-9 que le hizo recuperar la ventaja de 14 puntos (54-68) a falta de 5' para el final. En el lapso restante, Thygesen se adueñó del balón para administrar la diferencia, consumiendo el tiempo con posesiones largas que terminaron de certificar la victoria azulgrana.

https://www.fibalivestats.com/u/ADC/1462074/bs.html#ASFSK