El “Sueco” realizó un balance del Campus

Javier Maretto analizó lo que dejó la 3era edición del Campamento aurinegro. Una iniciativa que una vez más estuvo a la altura de un Club de Liga Nacional.

Del 20 al 23 de julio se realizó en nuestras instalaciones la tercera edición del Campus de Libertad. Más de 60 chicos fueron partícipes de esta propuesta, lo que significó una cifra record con respecto a las anteriores ediciones. Los mismos llegaron desde diferentes provincias: Jujuy, Catamarca, Formosa, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Corrientes y Tierra Del Fuego tuvieron sus representantes.

Para conocer las sensaciones que dejó esta tercera edición dialogamos con Javier Maretto, uno de los coordinadores junto a Vanesa Avaro:

Javier, ¿qué balance hacen de esta 3era edición?

Estamos muy felices, muy contentos de cómo fue todo, por suerte también el tiempo nos acompañó. Tomando como parámetro el primer Campus del año pasado, hay algunos puntos muy importantes para nosotros. El primero es la cantidad de participantes, la cual la logramos duplicar. Después, tuvimos la presencia de una gran cantidad de chicos de otras ciudades y otras provincias. Y a su vez, se generó todo un movimiento interno dentro del Club, con una ocupación de la “Posada de los Tigres” casi completa durante el fin de semana, y un movimiento también importante en el Multiespacio con las comidas.

¿Qué significó la presencia de Jugadores y Profesionales dentro del Campus?

Gracias a ellos logramos jerarquizar a nuestro Campamento. Ya habíamos tenido la participación de los dos profes de Mini, como son el “Colo” Papini y Ale Orbelli, que son dos formadores de altísimo nivel. También volvimos a convocar a “Tavo” Lucato porque consideramos que es uno de los mejores formadores que hay en el país, al igual que Ale Cupulutti, entrenador de Norte de Armstrong. Carlos Seguro, otro de los grandes Fin campus 2formadores de acá del Club, fue el encargado de una estación exclusiva de tiro porque
consideramos que esa técnica es una pieza fundamental para este deporte. Pero los mayores toques de distinción que tuvimos este año fueron, primero, la activa y tremenda participación de Marcos Saglietti todos los días en todas las estaciones, con los chicos de Mini-Básquet, de 13, de 15 y de 17 años, así que eternamente agradecido a Marcos. Y después, la presencia de Ale Alloatti en el primer día, y las dos tardes que estuvo presente Facundo Muller (entrenador de Liga Nacional) en las distintas estaciones.

¿Qué nos podes contar acerca del trabajo de los PF y el kinesiólogo?

Ese fue otro de los puntos de alto nivel que tuvimos en el campamento. La participación del Kinesiólogo Andrés Giménez junto con Roberto Fernández y Germán Trossero se centró en la evaluación de estabilidad, protección y equilibrio de los chicos. En la cual se le brindó una charla donde se les dio información sobre prevención de lesiones, como actuar rápidamente en esos casos y acerca de los vendajes y protecciones de los tobillos.

¿Qué se llevaron los Campistas de esta experiencia?

Los chicos se llevaron cada uno una carpeta con una foto como recuerdo y con una evaluación con puntajes de 1 a 10. Con evaluaciones físicas, técnicas y de juegos colectivos, las cuales le van permitir a los chicos saber hacia donde tienen que apuntar para corregir esos aspectos en sus respectivo clubes. Creo que para estos chicos fue fascinante haber participado con jugadores de Liga Nacional como Marcos y Ale. En un principio estaban paralizados por semejante presenFin Campuscia, pero después una vez que se involucraron y jugaron, fue todo una maravilla. Totalmente fascinados, recibiendo secretos de lo que ellos suelen poner en cancha en forma habitual.

¿Ya se puede pensar en el próximo Campus?

El próximo ya está institucionalizado para cada invierno. Ahora está en nosotros ver que haremos con la fecha de verano, ya que no fue demasiado buena la experiencia del año pasado porque nos toco la peor semana en cuanto a que hizo muchísimo calor durante esos días. Así que veremos, pero el de invierno ya quedó instaurado, donde ningún otro Campus  le entrega a los chicos una carpeta con las virtudes y defectos a cada uno en particular y sobre todo indicaciones de lo que deberían hacer para corregirlos.