Preocupa una serie de robos que sufrió el Club Libertad

La entidad aurinegra fue víctima de cuatro sucesos delictivos en poco más de dos semanas donde personas desconocidas forzaron aberturas y se llevaron elementos o produjeron destrozos en la sede. La dirigencia solicita a los organismos relacionados con la seguridad que intensifique el accionar para evitar este tipo de ilícitos que genera una sensación de vulnerabilidad, más allá de las pérdidas materiales.

El primer robo se produjo en la madrugada del domingo 18 de diciembre, donde manos anónimas forzaron una puerta del depósito en el salón de fiestas "Rodo Maretto", sustrayendo bebidas que se encontraban en el lugar.

En la noche del martes 27 de diciembre, personas no identificadas, luego de romper e ingresar por el cerco perímetral de calle Leguizamón, produjeron destrozos en el mobiliario del Balneario "Lolo Lucatto".

Finalmente,  el martes 3 de enero, los robos fueron por partida doble. Durante la noche, forzaron una abertura en el salón aledaño al estadio de fútbol donde habitualmente se expenden gaseosas y comidas durante los espectáculos deportivos, alzándose con packs de gaseosas y ristras de chorizos.

Más tarde, alrededor de las 5:00 de la madrugada, invadieron la Posada de Los Tigres pero fueron descubiertos por el conserje, no logrando concretar los oscuros intereses que se habían propuesto, dándose a la fuga.

La Comisión Directiva del Club Libertad, más allá de la evidente preocupación que genera este serie de sucesos delictivos, solicita a los organismos que tienen a su cargo la seguridad, ya sea en el trabajo preventivo como el Consejo Consultivo o Ejecutivo de Seguridad; como en la tarea represiva, sea fuerzas policiales o GAT Sunchales; que intensifiquen su accionar para evitar estos hechos repudiables en una institución deportiva y social que se esfuerza por mejorar sus instalaciones, en la mayoría de los casos con el encomiable trabajo de las Subcomisiones y de los asociados.