Los Tigres tuvieron 20 minutos fatales en Oberá

Libertad tuvo un mal paso por tierras misioneras. Cayó ante Oberá TC por un contundente 101 a 85 aunque el duelo se definió en los primeros 20 minutos, retirándose el dueño de casa al descanso largo con una asombrosa ventaja de 21 puntos (60-39). En contrapartida, la formación dirigida por Sebastián Torre tuvo 20 minutos arrasadores, especialmente en el segundo período, con una gran efectividad en la ofensiva, donde sobresalió el 8-10 en triples.

Los dos protagonistas sufrieron ausencias importantes en el juego que se disputó en la noche del sábado. El equipo aurinegro no utilizó al pivot Ariel Zago que viene padeciendo hace algunas semanas una contractura en isquiotibiales y se decidió preservarlo aunque viajó con el plantel y estuvo sentado en el banco. En tanto, el local no pudo contar con la ficha extranjera  porque el extranjero Chris Hooper sufrió una luxación en el astrágalo del tobillo derecho y se perderá el resto de la temporada, reemplazándolo Lamar Roberson que arribará la próxima semana. No hay dudas de que los misioneros sufrieron menos la ausencia e incluso se potenciaron frente a la adversidad.

El arranque favoreció a los sunchalenses con un 5-0 pero rápidamente Oberá lo dio vuelta con una dupla intratable: Corzo y Lisandro Gómez Quinteros que aportaron 21 de los 29 que redondearon en estos primeros 10 minutos. En Libertad, fue el mejor pasaje de Barovero con 12 unidades porque en el resto del juego no iba a poder desenredar el corset defensivo de los misioneros. Los Tigres concluyeron con 22 el primer cuarto pero era evidente que los problemas estaban en defensa y se iban a profundizar en el segundo período.

Porque en el segundo cuarto, Corzo continuaría siendo una pesadilla (12 puntos), a tal punto que terminó 6-6 en triple en este primer tiempo pero ahora se sumaría el escolta Rupil con otras 10 unidades. El parcial fue lapidario: 31-17 y una diferencia de 21 puntos al término de los primeros 20 minutos que sentenció el resultado a favor de Oberá. Libertad intentó una reacción en el complemento, pero solo lo logró al inicio con un 8-2 que lo acercó a 15. Después volvieron los zapatazos desde los 6,75 del dueño de casa y la distancia regresó al punto de partida e incluso se extendió hasta una máxima de 23.

Una mala noche de los Tigres que ya tiene puesta la cabeza en el cotejo ante Villa San Martín que se jugará el miércoles 14 en el Hogar de los Tigres, con la esperanza de que Ariel Zago ya se encuentre recuperado físicamente.

http://www.fibalivestats.com/u/ADC/830982/bs.html