Los Tigres alejaron todos los fantasmas correntinos

El equipo aurinegro cumplió otra proeza en el Hogar de los Tigres. Da la sensación que a mayor adversidad, mayor es la respuesta de Libertad ante planteles que seguramente van a ser protagonistas en esta temporada. Esta vez la víctima fue Regatas de Corrientes, derrotándolo 95 a 84 con un rutilante último período donde estampó un contundente 32-20. Con un sólido juego colectivo como fórmula, "Loku" Cuello (22) y Agustín Caffaro (19) fueron la mayor pesadilla de los correntinos.

Un gran primer tiempo se vivió en el Hogar de los Tigres en el enfrentamiento entre el dueño de casa y el Fantasma correntino. Porque el juego se tornó muy vertiginoso sumado a buenos porcentajes de efectividad que beneficiaron al espectáculo deportivo que tuvo una nutrida concurrencia de público. En el primer cuarto, se alternaron en el liderazgo con diferencias exiguas. Los hermanos Alonso que integraron la formación titular terminarían redondeando 12 unidades, cerrando Libertad los primeros 10' arriba por la mínima diferencia. En el pasaje inicial del segundo período, pareció que el Fantasma le encontraba la vuelta al juego con el aporte de Giordano y Henriquez (11 entre los dos) para alejarse a 8 de máxima en casi 6'. Pero despertó de la sequía Libertad y el tridente Cuello, Copello y Caffaro impusieron un parcial 13-3 en el tiempo restante para retirarse al descanso largo por un doble arriba (40-38).

En el tercer período, la paridad retornó al extremo y casi no se sacaron diferencias a lo largo del capítulo. Los Tigres repitieron la fórmula del segundo capítulo, apoyándose en el tridente Cuello, Copello y Caffaro. En Regatas, el goleo pasaría por los hombres internos: Cantón y Gallizzi aportarían 13. El parcial 23-26 le permitiría a los dirigidos por Lucas Victoriano cerrar por primera vez un período arriba (63-64).

Pero la gran batalla se vivió en el último capítulo. De arranque, el dueño de casa con 2 escopetazos certeros (Figueredo y Caffaro) y un doble del longilíneo oriundo de Piamonte, clavó un 8-0 para interponer 7 de ventaja en menos de 2', diferencia que se incrementaría a 9, 120 segundos después. La visita empezó a responder con el oficio de Treise y la habilidad de Smith que convertiría 12 en este cuarto, arrimándose a 4 del rival. Victoriano apostaría a una defensa zonal para contener a los aurinegros, pero los Tigres estaban indomables. Cuello se transformó en una pesadilla (11 en este período) y Caffaro terminó de estampar el tiro de gracia con un triple letal a poco menos de 2' que los alejó a 11 (92-81). El resto se definió en la línea de los libres antes un rival que intentó con desesperación revertir una derrota que a esa altura era cosa juzgada.

https://www.fibalivestats.com/u/ADC/1056025/bs.html