¡Los Patitos se transformaron en exploradores!

Las "seños" de la sala de un año les propusieron a los niños utilizar sus manitos para tocar distintas texturas. De allí surgió la idea de tener un panel de texturas para utilizarlo cuando los niños lo deseen. Además exploraron polenta haciendo dibujos en los distintos recipientes.

¡QUE DIVERTIDO!