Los Tigres no le encontraron la llave al cerrojo entrerriano

Libertad sufrió su segunda derrota en la temporada pero, a diferencia de la primera, esta vez el rival, Echagüe de Paraná, lo liquidó en la primera mitad del último cuarto a puro cañonazos para distanciarse a 20 unidades que fueron irreversibles. El final: 80 a 66 en el estadio Luis Butta.

El equipo entrerriano edificó su triunfo a través de una cerrada defensa, especialmente en su pintura, que se le hizo muy complicado desentrañar a la formación conducida por Sebastián Saborido. Y gracias a esa fortaleza, estuvo siempre al frente en el juego aunque en el primer tiempo el goleo fue escaso para los dos. Sin embargo, los dirigidos por Ignacio Barsanti terminaron retirándose por 9 al descanso largo (36-27), ante los sunchalenses que tenían la pólvora mojada y se reflejó en la pobre producción.

En el inicio del tercer cuarto, Coleman y Gaynor se encargaron de acrecentar la diferencia a 15 (49-34) pero apareció Barovero y Manuel Alonso con 5 consecutivos para poner un parcial 16-4 en 4 minutos para arrimarse a 5. En el cierre, Ruiz Moreno clavó un zapatazo desde los 6,25 y la distancia terminó en 8 antes de ingresar al último cuarto.

Y en el último período, sobrevino el pasaje fatal. En 5', Echagüe interpuso un mortal 18-6, incluyendo 4 triples, que ensanchó la grieta a 2 decenas (76-56), extinguiendo la rebeldía aurinegra que intentó encarar una reacción pero a esa altura ya había quedado demostrado que no era su noche.

Parciales AEC- LIB: 20-15, 36-27, 58-50 y 80-66.

Árbitros: Ariel Rosas – Maximiliano Moral.

Estadísticas: http://www.fibalivestats.com/u/ADC/761654/  

Estadio: Luis Butta, Paraná (Entre Ríos)