¡Libertad, un tremendo Campeón de La Liga Argentina!

Enorme fue la campaña de los Tigres que ganaron todo los que se le cruzó en la temporada para coronarlo con el título de La Liga Argentina barriendo la serie 3-0, obteniendo un lugar en la elite del básquet nacional y la posibilidad de jugar Liga Sudamericana. Con mucha autoridad y un gran básquet que siempre sacó a relucir en los momentos de mayor presión, derrotó a un desorientado Estudiantes de Olavarría por 79 a 68 en un colmado Parque Carlos Guerrero.

El trámite del tercer juego ya empieza a entrar en el rincón de las anécdotas con los festejos que se desataron en el estadio olavarriense y en el centro de la ciudad de Sunchales. Pero habrá que remarcar que el dueño de casa nunca estuvo al frente e incluso llegó a perder por 19 unidades en el segundo cuarto. Asombra la endeblez defensiva del conjunto de Juan Siemienczuk que intentó ponerle intensidad de a ratos pero que sufrió el talento de los hombres más experimentado de la formación de Sebastián Saborido. Pero si el Bataraz salió Campeón de la Conferencia Sur, no se puede subestimar su nivel de juego. Esto marca la gran performance de Libertad que tuvo el temple y el básquet necesario para ir sorteando los obstáculos que se le presentaron en esta serie final, aunque habrá que reconocer que Estudiantes fue un rival que le sentó cómodo.

Una campaña ideal para un plantel que se armó en cuenta regresiva luego de que la asamblea determinara que las subcomisiones podían hacer deporte profesional si manejaban presupuestos independientes. Y si bien se escogieron fichas mayores muy valiosas, un talón de Aquiles podía estar en la rotación, ya que no hubo fichas Sub 23 con mucho rodaje en la segunda categoría del básquet nacional y era una incógnita como iban a responder los juveniles que no habían tenido roce en dicha competencia. Sin embargo, ganaron todo. La primera fase, liderando la Conferencia Centro-Norte; el título del Súper 4 y la segunda fase, primereando la Conferencia Norte. Y después vino la etapa de play offs, donde repasando la temporada, fue Independiente de Santiago del Estero quién lo forjó para el resto del torneo.

Un párrafo aparte para Sebastián Saborido porque deben ser muy pocas las ocasiones que un debutante como entrenador jefe en la categoría obtenga un título y de esta manera: siendo uno de los equipos más regulares, liderando ambas fases (fue el único de la temporada) y barriendo la serie 3-0 con un básquet de alto vuelo. El Director Técnico podrá festejar esta noche su primer título en La Liga Argentina y en la semana tuvo otra satisfacción cuando los dirigentes le ofrecieron la renovación de contrato por una temporada más.

Aún restan dar a conocer a los artífices del título obtenido por los Tigres de Sunchales: el francotirador Bruno Barovero, elegido MVP de la serie final y previamente de la Fase Regular, ha tenido por lejos su mejor temporada, una verdadera bestia ofensiva que en muy pocas ocasiones pudo ser contenido; el killer Nicolás Copello, un estratega de sangre fría que se potencia en los minutos finales; la mole Ariel Zago, enorme para defender y para atacar; el "Goyo" Eseverri, un verdadero vikingo que contagia por la energía que despliega dentro y fuera del rectángulo; el elástico Miguel Ruiz, que a veces parece volar en la pintura; el largo Andrés Landoni, rueda indispensable del juego interno; los hermanos Alonso, Augusto y Manuel, que terminaron con un súper aprobado en esta temporada. Y todos los jóvenes que aportaron sus minutos en cancha cuando el entrenador los necesito y fueron claves para que los entrenamientos tuvieran el nivel competitivo necesario para que los mayores se esforzaran en su desempeño: Agustín Blasi, Adriano Mareto, Facundo Breques, Ignacio Cuassolo, Nicolás Giraudo, Francisco López y Valentín Boscacci.

Y los integrantes del Cuerpo Técnico liderado por Saborido. Su asistente, Sebastián Porta que también hizo sus primeras armas en ese cargo; otro tres hombres fundamentales porque fueron artífices que el plantel no sufriera lesiones importantes: el preparador físico, Gerardo Trossero; el médico traumatólogo, Santiago Dodero y el kinesiólogo Andrés Giménez. Y el milticampeón Héctor Duarte, un utilero que ya cuelga varias medallas en su haber.

A todos ellos, solo resta decirle: ¡GRANDES CAMPEONES POR HABER SUMADO OTRO TROFEO EN LA VITRINA DE TÍTULOS DEL CLUB D. LIBERTAD, JUGANDO UN GRAN BÁSQUETBOL Y CON UN COMPORTAMIENTO EJEMPLAR EN LA COMPETENCIA Y FUERA DE ELLA!